Síndrome de Rebecca: Síntomas, Causas y Planes de Tratamiento

Valoración: 4.2 (17 votos)

El Síndrome de Rebecca, caracterizado por los celos patológicos, inseguridades y tendencias de control, se manifiesta con síntomas como comportamientos obsesivos, miedo a la incapacidad y un impacto en la dinámica emocional. Arraigadas en inseguridades y baja autoestima, las causas de este síndrome radican en la necesidad de validación y la comparación constante con parejas anteriores. Los planes de tratamiento incluyen terapia individual y de pareja centrada en la autoestima, la comunicación abierta y el cambio de patrones de pensamiento negativos. Comprender las complejidades del Síndrome de Rebecca es clave para manejar sus desafíos de manera efectiva y puede ofrecer ideas valiosas sobre su manejo y prevención.

📰 ¿Qué vas a encontrar? 👇

Principales conclusiones

  • Los síntomas incluyen celos patológicos, comportamientos obsesivos y miedo a la incompetencia.
  • Las causas provienen de inseguridades, baja autoestima y la necesidad de competir.
  • Los planes de tratamiento implican terapia individual y de pareja centrada en la autoestima y la comunicación.
  • La terapia enfatiza en mejorar el autoconcepto, abordar las causas subyacentes y mejorar la dinámica de la relación.
  • Las medidas preventivas incluyen una comunicación saludable, confianza y respeto mutuo en las relaciones.

Comprendiendo el Síndrome de Rebecca

La comprensión del Síndrome de Rebeca implica explorar su definición y características, arrojando luz sobre sus raíces históricas y su significado cultural.

Al adentrarnos en la esencia de esta condición, podemos comprender las complejidades que subyacen a los celos excesivos hacia las relaciones pasadas de una pareja.

Reconocer el impacto del Síndrome de Rebeca en las relaciones puede allanar el camino para estrategias de tratamiento efectivas y un bienestar emocional mejorado.

Definición y Características

Comprender el Síndrome de Rebeca implica adentrarse en la dinámica psicológica de los celos patológicos hacia las relaciones románticas o sexuales previas de la pareja, lo que puede tener efectos perjudiciales en la salud de la relación actual.

Características Descripción Impacto
Celos Patológicos Celos excesivos hacia las relaciones pasadas de la pareja, que llevan a pensamientos y comportamientos obsesivos. Daña la confianza y la comunicación en la relación actual.
Inseguridad Sentimientos de insuficiencia en comparación con parejas anteriores, lo que resulta en baja autoestima y constante necesidad de validación. Crea tensión y conflicto dentro de la relación.
Comportamientos Obsesivos Acciones compulsivas como stalkear a exparejas en redes sociales o buscar constantemente validación del compañero actual. Perturba el bienestar individual y la armonía de la relación.
Problemas de Control Deseo de controlar las interacciones y la vida social de la pareja para evitar cualquier recordatorio de relaciones pasadas, lo que lleva a aislamiento y resentimiento. Tensa la dinámica de la relación y limita la libertad y el crecimiento personal.

Historia y Significado Cultural

Explorar el contexto histórico e implicaciones culturales del Síndrome de Rebeca arroja luz sobre su impacto societal y raíces más profundas en las dinámicas de relación.

Lee También Síndrome de Fortunata: Síntomas, Causas y Perspectivas de Tratamiento Síndrome de Fortunata: Síntomas, Causas y Perspectivas de Tratamiento

El término 'Síndrome de Rebeca' fue acuñado por la escritora Carmen Posadas en su libro 'El síndrome de Rebeca: guía para conjurar fantasmas', inspirándose en la película de Hitchcock basada en la novela de Daphne du Maurier.

Este síndrome se manifiesta como celos patológicos hacia las relaciones románticas o sexuales previas de la pareja, a menudo derivados de la inseguridad y baja autoestima.

Su importancia cultural radica en la representación de los celos y la comparación en las relaciones, afectando la autoestima y las dinámicas de pareja.

Comprender su historia ayuda a desentrañar las complejidades de las inseguridades en las relaciones y la necesidad de comunicación y trabajo en la autoestima para abordar estos problemas de manera efectiva.

Síntomas del Síndrome de Rebecca

Los celos y el comportamiento obsesivo son síntomas clave del Síndrome de Rebecca. Las personas afectadas por esta condición pueden mostrar patrones de posesividad extrema y una necesidad constante de compararse con las relaciones pasadas de su pareja.

Estos comportamientos pueden afectar significativamente las relaciones, provocando conflictos, desequilibrios de poder y una disminución de la autoestima para ambas parejas involucradas.

Lee También ¿Qué causa el síndrome de Pontius y cuál es su tratamiento? ¿Qué causa el síndrome de Pontius y cuál es su tratamiento?

Celos y Comportamiento Obsesivo

¿Qué patrones de comportamiento son indicativos del Síndrome de Rebecca, una condición caracterizada por niveles elevados de celos hacia las relaciones románticas o sexuales previas de la pareja?

Las personas que experimentan el Síndrome de Rebecca pueden mostrar comportamientos obsesivos como buscar constantemente información sobre las relaciones pasadas de su pareja, sentirse inseguras o inferiores en comparación con parejas anteriores y mostrar tendencias controladoras.

Los celos en el Síndrome de Rebecca pueden llevar a comportamientos significativos como el acecho o intentar limitar las interacciones de su pareja. Estos celos a menudo se originan en un miedo arraigado a la ineptitud o la pérdida.

Es esencial abordar estos comportamientos de manera oportuna a través de una comunicación abierta, construyendo la autoestima y replanteando creencias sobre relaciones pasadas. Buscar ayuda profesional para navegar por estas emociones y comportamientos complejos es vital para mantener una relación saludable.

Impacto en las relaciones

La manifestación del Síndrome de Rebeca en las relaciones se caracteriza por un impacto significativo en la dinámica emocional y el bienestar general de las personas involucradas. Este síndrome, caracterizado por un intenso celos hacia las relaciones pasadas de la pareja, puede llevar a efectos perjudiciales en la relación actual. Las personas afectadas pueden mostrar comportamientos controladores, pensamientos obsesivos y sentimientos de insuficiencia en comparación con las exparejas de su pareja.

Estas inseguridades pueden resultar en conflictos, desequilibrios de poder y baja autoestima dentro de la relación. Abordar el Síndrome de Rebeca requiere tanto terapia individual como de pareja para mejorar la comunicación, la autoestima y la satisfacción en la relación. Al fomentar la comprensión, trabajar en las inseguridades y cambiar creencias, las personas pueden superar el impacto negativo del Síndrome de Rebeca y construir relaciones más saludables y satisfactorias.

Lee También¿Cuál es la conexión entre la impulsividad y la agresión?¿Cuál es la conexión entre la impulsividad y la agresión?

Causas detrás del Síndrome de Rebecca

origen y s ntomas del s ndrome de rebecca

Las causas detrás del Síndrome de Rebecca a menudo pueden estar vinculadas a sentimientos de inseguridad y baja autoestima dentro del individuo afectado. Estas personas pueden percibirse a sí mismas como inferiores a las relaciones anteriores de su pareja, lo que conduce a un sentimiento de inadequación y la necesidad de competir o demostrarse a sí mismas.

Además, las comparaciones hechas por la pareja, el entorno o incluso el ex pareja pueden exacerbar estos sentimientos de inferioridad, contribuyendo al desarrollo del síndrome.

Inseguridad y Baja Autoestima

En relaciones donde se manifiesta el Síndrome de Rebeca, factores subyacentes como la inseguridad y la baja autoestima suelen desempeñar un papel significativo en alimentar el desarrollo de la celos patológicos hacia las experiencias románticas o sexuales pasadas de la pareja. Las personas que experimentan inseguridad pueden temer las comparaciones con las relaciones anteriores de su pareja, lo que les lleva a sentirse inadecuadas y a necesitar competir con ideales imaginarios.

La baja autoestima puede exacerbar estos sentimientos, haciendo que las personas duden de su valía y deseabilidad. Esto puede resultar en comportamientos obsesivos, como monitorear las interacciones de la pareja o sentirse obligado a superar a las parejas del pasado. Abordar estos problemas subyacentes a través de terapia individual para fortalecer la autoestima y asesoramiento de parejas para mejorar la comunicación y abordar las inseguridades es vital para superar los efectos perjudiciales de la inseguridad y la baja autoestima en las relaciones.

Percepción de inferioridad

Abordar las causas fundamentales del Síndrome de Rebeca implica adentrarse en la percepción de inferioridad del individuo y su impacto en la dinámica actual de la relación. Comprender las razones subyacentes detrás de esta percepción es esencial para desarrollar estrategias de tratamiento efectivas. Aquí hay cuatro factores clave que contribuyen a la percepción de inferioridad en individuos con el Síndrome de Rebeca:

  1. Comparaciones con Parejas Anteriores: Compararse constantemente con las relaciones anteriores de la pareja puede llevar a sentimientos de insuficiencia.
  2. Falta de Autoestima: La baja autoestima y un sentido disminuido de autovalor pueden exacerbar los sentimientos de inferioridad.
  3. Influencias Externas: Comentarios negativos o acciones por parte de la pareja, su círculo social, o incluso el/la ex-pareja pueden reforzar los sentimientos de inferioridad.
  4. Equipaje Emocional No Resuelto: Experiencias pasadas de rechazo o abandono pueden contribuir a una percepción distorsionada del propio valor en la relación actual.

Planes de tratamiento para el síndrome de Rebecca

Tratar el Síndrome de Rebecca implica un enfoque multifacético que incluye tanto terapia individual como terapia de parejas.

Lee También ¿Qué es el Psicodrama de Jacob Levy Moreno en la terapia de grupo? ¿Qué es el Psicodrama de Jacob Levy Moreno en la terapia de grupo?

La terapia individual se centra en abordar los problemas de autoestima y comprender las causas profundas de los celos hacia relaciones pasadas.

La terapia de parejas hace hincapié en la comunicación abierta, resaltando los aspectos positivos de la relación actual y evitando comparaciones excesivas con parejas pasadas para fomentar una dinámica más saludable.

Enfoques de Terapia Individual

La consejería individual es un componente esencial en el enfoque de tratamiento integral para el Síndrome de Rebecca, enfocándose en mejorar la autoestima y abordar las inseguridades subyacentes que contribuyen a la manifestación de los celos patológicos dentro de la relación. Para proporcionar una comprensión más profunda, considera los siguientes enfoques clave en la terapia individual:

  1. Mejora de la Autoestima: Trabajar en la construcción de una imagen positiva de uno mismo y autovaloración.
  2. Identificación de Causas Raíz: Explorar experiencias y traumas pasados que puedan estar alimentando los sentimientos de celos.
  3. Reestructuración Cognitiva: Desafiar y cambiar patrones de pensamiento negativos relacionados con los celos y la inseguridad.
  4. Desarrollo de Estrategias de Afrontamiento: Aprender mecanismos de afrontamiento saludables para gestionar los sentimientos de celos y mejorar la dinámica de la relación.

Terapia de parejas y comunicación

Para abordar de manera efectiva la dinámica del Síndrome de Rebecca dentro de una relación, la Terapia de Pareja y la Comunicación juegan un papel fundamental en fomentar la comprensión y la armonía entre los compañeros. La Terapia de Pareja proporciona un entorno estructurado para que ambos individuos expresen sus preocupaciones, mejoren la comunicación y desarrollen estrategias para superar desafíos relacionados con los celos y la inseguridad. Técnicas de comunicación efectiva como la escucha activa, la empatía y la asertividad pueden ayudar a los compañeros a navegar conversaciones difíciles y construir confianza. A continuación se muestra una tabla que destaca los aspectos clave de la Terapia de Pareja y la Comunicación en el tratamiento del Síndrome de Rebecca:

Terapia de Pareja y Comunicación en el Tratamiento del Síndrome de Rebecca
Facilita la expresión de preocupaciones y emociones
Mejora las habilidades de comunicación y comprensión
Desarrolla estrategias para superar los celos y la inseguridad
Fomenta la escucha activa, la empatía y la asertividad
Construye confianza y fomenta la armonía en la relación

Abordando problemas subyacentes

addressing underlying issues

Abordar los problemas subyacentes en el Síndrome de Rebecca implica fortalecer el autoconcepto y reinterpretar relaciones pasadas. Al centrarse en mejorar la autoestima y comprender las causas subyacentes de los celos, las personas pueden trabajar para superar inseguridades y construir perspectivas más saludables sobre su relación actual.

Explorar estos aspectos fundamentales puede allanar el camino para estrategias de tratamiento efectivas y promover la estabilidad de las relaciones a largo plazo.

Lee También Por qué quiero dormir todo el día: Causas y soluciones exploradas Por qué quiero dormir todo el día: Causas y soluciones exploradas

Fortaleciendo el Autoconcepto

Al abordar los problemas subyacentes relacionados con el Síndrome de Rebecca, mejorar el autoconcepto resulta ser un aspecto fundamental del proceso de intervención. Fortalecer el autoconcepto puede ayudar enormemente a las personas afectadas por el síndrome a superar sentimientos de inadecuación y celos hacia las relaciones pasadas de su pareja.

Para lograr esto, los siguientes pasos son esenciales:

  1. Desarrollar la Autoconciencia: Alentar a las personas a reconocer su propio valor y cualidades únicas puede aumentar la autoestima.
  2. Desafiar los Pensamientos Negativos: Ayudar a identificar y reformular creencias negativas sobre uno mismo puede llevar a una percepción más positiva de uno mismo.
  3. Promover la Autoaceptación: Enfatizar la autoaceptación y el amor propio puede fomentar un autoconcepto más saludable.
  4. Fomentar el Crecimiento Personal: Apoyar a las personas en el establecimiento de metas personales y en la búsqueda de actividades que mejoren el autovalor puede ayudar a construir un autoconcepto más sólido.

Reenmarcando relaciones pasadas

Cuando se consideran los problemas subyacentes asociados con el Síndrome de Rebecca, un aspecto esencial implica reinterpretar relaciones pasadas para facilitar una perspectiva más saludable sobre la historia romántica de la pareja. Es importante abordar cualquier sentimiento de inseguridad o de insuficiencia que pueda surgir al pensar en las relaciones anteriores de tu pareja.

Al reinterpretar relaciones pasadas, las personas pueden trabajar hacia la comprensión de que las experiencias pasadas de su pareja han dado forma a quiénes son hoy, pero no disminuyen el valor de la relación actual. Este proceso puede implicar reconocer y desafiar cualquier pensamiento o comparación negativa, enfocarse en los aspectos positivos de la relación presente y fortalecer la autoestima para sentirse seguros en la pareja.

Medidas preventivas

Para prevenir el desarrollo del Síndrome de Rebecca, es esencial establecer dinámicas de relaciones saludables fomentando la comunicación abierta y el respeto mutuo. Construir confianza y seguridad dentro de la relación puede ayudar a mitigar los sentimientos de inseguridad y celos.

Dinámicas de una relación saludable

La dinámica de las relaciones saludables es esencial para mantener conexiones sólidas y satisfactorias entre individuos. Para fomentar relaciones saludables y prevenir problemas como el Síndrome de Rebecca, considera lo siguiente:

Lee También ¿Qué es el síndrome de Truman: Síntomas, Causas, Tratamiento? ¿Qué es el síndrome de Truman: Síntomas, Causas, Tratamiento?
  1. Comunicación efectiva: La comunicación abierta y honesta es vital para entender las necesidades y preocupaciones mutuas.
  2. Respeto mutuo: Respetar los límites y la individualidad de cada uno ayuda a construir una base sólida para la relación.
  3. Confianza y apoyo: Construir confianza y ofrecer apoyo en momentos de necesidad crea un sentido de seguridad y protección dentro de la relación.
  4. Metas y valores compartidos: Alinear metas y valores comunes promueve la unidad y el entendimiento mutuo, fortaleciendo el vínculo entre los compañeros.

Construyendo Confianza y Seguridad

Establecer una base de confianza y seguridad es fundamental para fomentar relaciones seguras y estables entre individuos. En el contexto del Síndrome de Rebecca, construir confianza y seguridad puede ser una medida vital para abordar posibles problemas relacionados con los celos y la inseguridad.

La comunicación juega un papel esencial en el desarrollo de la confianza dentro de una relación. Discutir abiertamente preocupaciones, inseguridades y experiencias pasadas puede ayudar a crear un espacio seguro para que ambos socios expresen sus sentimientos. Es importante centrarse en los aspectos positivos de la relación actual y evitar comparaciones excesivas con relaciones pasadas.

Además, abordar la autoestima individual y la autopercepción puede ayudar a mitigar sentimientos de incompetencia o celos hacia ex parejas. Promoviendo una comunicación abierta, respeto mutuo y crecimiento individual, los socios pueden trabajar juntos para construir una base sólida de confianza y seguridad en su relación.

Desafíos en el Diagnóstico y Tratamiento

Los desafíos en diagnosticar y tratar el Síndrome de Rebecca provienen de su falta de reconocimiento formal como un trastorno distinto en manuales de diagnóstico.

Además, la complejidad de los patrones emocionales involucrados en este síndrome complica la identificación y manejo de los síntomas.

Abordar estos desafíos requiere una comprensión matizada de la dinámica intrincada en juego en individuos que experimentan el Síndrome de Rebecca.

Falta de Reconocimiento Formal

El reconocimiento del Síndrome de Rebeca plantea desafíos significativos tanto en el proceso de diagnóstico como en la implementación de estrategias de tratamiento efectivas. La falta de reconocimiento formal obstaculiza el progreso en la comprensión y abordaje de esta condición. Los siguientes puntos arrojan luz sobre estos obstáculos:

  1. La escasa conciencia entre los profesionales de la salud retrasa el diagnóstico preciso.
  2. La ausencia de criterios diagnósticos específicos complica la identificación en entornos clínicos.
  3. La insuficiencia de financiamiento para la investigación restringe la exploración de opciones de tratamiento efectivas.
  4. El estigma en torno a problemas de salud mental como los celos dificulta las discusiones abiertas y las intervenciones tempranas.

Estos factores contribuyen colectivamente a la complejidad del diagnóstico y tratamiento del Síndrome de Rebeca, resaltando la necesidad de un mayor reconocimiento y esfuerzos de investigación en este campo.

Complejidad de Patrones Emocionales

Gestionar los intrincados patrones emocionales asociados con el Síndrome de Rebecca presenta a los clínicos con desafíos significativos tanto en el proceso de diagnóstico como en la formulación de estrategias de tratamiento efectivas. Las complejidades radican en identificar las causas fundamentales de estas celos intensos hacia las relaciones pasadas de la pareja y abordar los comportamientos resultantes que pueden dañar las relaciones actuales.

Comprender la naturaleza multifacética de este síndrome es fundamental para desarrollar planes de tratamiento personalizados que abarquen tanto la terapia individual como de parejas. Las intervenciones terapéuticas a menudo se centran en mejorar la comunicación dentro de la relación actual, abordar los sentimientos de insuficiencia o inseguridad y reconstruir la autoestima.

Es esencial navegar delicadamente por estas intrincadas emociones para promover la curación y fomentar dinámicas de relación más saludables. Al desentrañar las capas de complejidad emocional, los clínicos pueden guiar a las personas hacia superar los desafíos planteados por el Síndrome de Rebecca.

Estudios de caso y casos de éxito

Los estudios de casos y las historias de éxito son vitales para comprender y abordar el Síndrome de Rebecca. Ofrecen valiosas ideas sobre las estrategias de tratamiento efectivas, especialmente en la terapia de parejas. Al explorar las recuperaciones individuales, estos ejemplos de la vida real brindan esperanza y orientación para aquellos afectados por el síndrome. Destacan la posibilidad de sanación y crecimiento en las relaciones.

Tener una comprensión clara del impacto del Síndrome de Rebecca y las formas en que puede superarse es crucial tanto para los individuos como para los terapeutas. Al adentrarnos en estos casos, podemos aprender de las experiencias de otros y aplicar enfoques exitosos a nuestras propias situaciones. A través de estas narrativas de resiliencia y progreso, podemos fomentar un sentido de optimismo y motivación ante los desafíos.

Recuperaciones individuales

Al explorar las recuperaciones individuales del Síndrome de Rebecca, estudios de casos convincentes e historias de éxito arrojan luz sobre estrategias efectivas para superar esta condición. Estas historias brindan esperanza e inspiración a las personas que luchan con el síndrome, mostrando que la recuperación es posible con el enfoque adecuado.

Para navegar por los desafíos que plantea el Síndrome de Rebecca, las personas han encontrado útiles las siguientes estrategias:

  1. Desarrollar habilidades de comunicación saludables dentro de la relación actual.
  2. Construir la autoestima y autoconcepto para abordar sentimientos de inadecuación.
  3. Desafiar comportamientos controladores o persecutorios a través de la terapia.
  4. Examinar y remodelar creencias sobre uno mismo, la pareja y relaciones pasadas.

Estas historias de éxito resaltan la importancia tanto de la terapia individual como de pareja en la superación del Síndrome de Rebecca.

Mejoras en la Terapia de Pareja

Con un enfoque en mejorar la dinámica de las relaciones y fomentar la comprensión mutua, la terapia de parejas ha mostrado un prometedor potencial para abordar y aliviar los desafíos asociados con el Síndrome de Rebecca. A través de estudios de casos y testimonios de éxito, es evidente que la terapia de parejas desempeña un papel vital en ayudar a las parejas a superar los efectos dañinos de los celos excesivos hacia parejas románticas o sexuales del pasado.

Al promover la comunicación abierta, abordar las inseguridades subyacentes y reformular creencias sobre relaciones pasadas, los terapeutas ayudan a las parejas a construir conexiones más saludables y seguras. La terapia también se centra en el trabajo de autoestima y autoconcepto individuales para abordar las causas profundas de los celos.

Preguntas frecuentes

¿Qué tan común es el síndrome de Rebeca en las relaciones románticas?

El síndrome de Rebecca puede presentar desafíos en las relaciones románticas debido a los celos excesivos hacia el pasado de la pareja. Puede surgir de la inseguridad y la comparación. Abordar la comunicación, la autoestima y reformular creencias puede ayudar a mitigar su impacto en la salud de la relación.

¿El síndrome de Rebecca puede afectar también las amistades o las relaciones familiares?

El síndrome de Rebecca puede afectar no solo las relaciones románticas, sino también las amistades y dinámicas familiares. Abordar inseguridades subyacentes, fomentar una comunicación saludable y trabajar en la autoestima individual son pasos clave para gestionar sus efectos y preservar todo tipo de relaciones.

¿Existen factores de riesgo específicos que puedan hacer que alguien sea más propenso a desarrollar el síndrome de Rebecca?

Ciertos factores de riesgo pueden predisponer a las personas a desarrollar el Síndrome de Rebeca, incluyendo baja autoestima, inseguridades en la relación, comparaciones con parejas anteriores y duelo no resuelto. Abordar estos factores a través de la comunicación, terapia individual y trabajo en la autoestima es vital para el tratamiento.

¿Cómo puede el síndrome de Rebeca afectar la salud mental de ambos individuos en una relación?

El impacto del Síndrome de Rebecca en la salud mental dentro de una relación puede llevar a conflictos graves, desequilibrios de poder, baja autoestima y comportamientos obsesivos. Abordar la comunicación, la satisfacción y la autoestima individual es esencial para el tratamiento y la salud de la relación.

¿Existen grupos de apoyo o recursos disponibles para personas que luchan contra el Síndrome de Rebecca?

Existen grupos de apoyo y recursos para personas que lidian con el Síndrome de Rebecca, ofreciendo una plataforma para comprender, estrategias de afrontamiento y experiencias compartidas. Acceder a estos puede proporcionar ideas valiosas y ayuda para manejar los desafíos de esta condición dentro de las relaciones.

Conclusión

En resumen, comprender los síntomas, causas y planes de tratamiento del Síndrome de Rebecca es vital para fomentar relaciones más saludables y seguras.

Al abordar los problemas subyacentes, implementar medidas preventivas y explorar casos de éxito, las personas pueden trabajar para superar los celos obsesivos hacia las relaciones pasadas de sus parejas.

Es imperativo reconocer los desafíos en el diagnóstico y tratamiento de este síndrome, al mismo tiempo que se priorizan intervenciones efectivas para mitigar sus efectos perjudiciales en las relaciones actuales.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Síndrome de Rebecca: Síntomas, Causas y Planes de Tratamiento puedes visitar la categoría Psicologia Clinica.

Foto del avatar

Rosana Artiaga García

Destacada especialista en Psicología, posee una vasta formación y experiencia en diversas áreas como IFS, EMDR, Mindfulness, Coaching Integral, y Brain Gym. Certificada en múltiples técnicas terapéuticas, también es Educadora Visual y miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española para la Educación Visual.

Contenido Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu puntuación: Útil

Subir