Qué hacer al jugar con niños con Síndrome de Down

Valoración: 3.9 (29 votos)

Involucra a los niños con síndrome de Down en el juego con actividades adaptadas. Elige juegos que mejoren las habilidades cognitivas, motoras y sociales. Enfócate en el desarrollo cognitivo con juegos de memoria, cuentos y cartas para hacer parejas. Mejora las habilidades motoras a través de actividades como pasar una pelota y unir puntos. Fomenta la interacción social con cuentos en grupo y juegos de mesa. Modifica las reglas para una mejor comprensión y utiliza ayudas visuales. Los cuentos interactivos y los juegos de rompecabezas son beneficiosos. Las actividades físicas mejoran la coordinación y la fuerza. Es esencial involucrar a padres y cuidadores. Considera la incorporación de tecnología para el aprendizaje interactivo. Adaptar el juego en interiores y exteriores es fundamental. Desarrolla experiencias de juego que fomenten el desarrollo y el bienestar.

📰 ¿Qué vas a encontrar? 👇

Principales puntos a tener en cuenta

  • Participa en la narración interactiva para mejorar la comunicación y la creatividad.
  • Utiliza juegos de rompecabezas para desarrollar habilidades de resolución de problemas y pensamiento crítico.
  • Enfócate en la conciencia espacial a través de la coincidencia de formas y la resolución de rompecabezas.
  • Promueve la actividad física para la coordinación y la salud cardiovascular.
  • Enfatiza los beneficios del juego para el desarrollo cognitivo, social y físico.

Escogiendo los juegos adecuados

Al seleccionar juegos para niños con síndrome de Down, es importante centrarse en elegir actividades que fomenten el desarrollo cognitivo, mejoren las habilidades motoras y fomenten la interacción social.

Juegos que estimulan las habilidades cognitivas pueden ayudar a mejorar las habilidades para resolver problemas y la retención de la memoria. Además, optar por actividades que mejoren las habilidades motoras puede aumentar la coordinación física y la destreza, mientras que los juegos de interacción social pueden ayudar en el desarrollo de la comunicación y la expresión emocional.

Seleccionar juegos para el desarrollo cognitivo

Seleccionar los juegos adecuados es importante para fomentar el desarrollo cognitivo en niños con síndrome de Down. Al elegir juegos para niños con síndrome de Down, es vital centrarse en actividades que promuevan la estimulación temprana y el crecimiento cognitivo.

Participar en juegos adaptados a sus necesidades puede beneficiar enormemente sus habilidades cognitivas. Juegos como pasar una pelota por un aro o adivinar formas pueden mejorar sus habilidades motoras y memoria. Además, actividades que involucren teatro y narración de historias pueden potenciar sus habilidades lingüísticas e interacción social.

Juegos de emparejar cartas y participar en sesiones de narración de historias pueden ayudar a mejorar su atención y memoria. Al incorporar estas actividades de estimulación temprana, los niños con síndrome de Down pueden desarrollar habilidades cognitivas esenciales importantes para su desarrollo general.

Lee TambiénHumildad en el Deporte: Por qué es Vital en la Educación AtléticaHumildad en el Deporte: Por qué es Vital en la Educación Atlética

Elige juegos que mejoren las habilidades motoras

Mejorar las habilidades motoras en niños con síndrome de Down se puede lograr de manera efectiva seleccionando cuidadosamente juegos que se adapten a sus necesidades y habilidades específicas.

Para niños en edad escolar con síndrome de Down, actividades como pasar un balón por un aro para mejorar las habilidades motoras gruesas o adivinar formas al unir puntos para mejorar las habilidades motoras finas son beneficiosas. Estos juegos no solo ayudan a fortalecer los músculos de las manos y extremidades, sino que también promueven el desarrollo de la autonomía.

Al participar en actividades como estas, los niños con síndrome de Down pueden mejorar sus habilidades físicas y coordinación. Brindarles oportunidades para practicar estas habilidades motoras en un entorno divertido y de apoyo es esencial para su desarrollo general.

Elige juegos que sean atractivos y adecuados para su grupo de edad para optimizar la mejora de sus habilidades motoras.

Opta por juegos de interacción social

Los juegos de interacción social juegan un papel importante en fomentar la comunicación y habilidades interpersonales en niños con síndrome de Down. Al elegir juegos para niños con síndrome de Down, opta por actividades que fomenten la interacción social, la cooperación y la comunicación.

Juegos como cuentos grupales, charadas o juegos de rol pueden ayudar a mejorar sus habilidades sociales y construir conexiones con otros. Los juegos de mesa que implican tomar turnos y trabajo en equipo también son excelentes opciones para promover la participación social.

Lee TambiénContracciones isotónicas Isométricas Isocinéticas: ¿Qué?

Adaptando juegos para el Síndrome de Down

juegos inclusivos para todos

Al diseñar juegos para niños con síndrome de Down, es vital realizar ajustes para asegurar que puedan participar plenamente y beneficiarse de la actividad. Modificar las reglas para simplificar la comprensión, incorporar ayudas visuales y proporcionar instrucciones claras y concisas son estrategias clave para mejorar su participación.

Además, integrar elementos de juego sensorial puede enriquecer aún más su experiencia de juego y promover el desarrollo cognitivo en un entorno de apoyo e inclusivo.

Modifica las reglas para que sean más fáciles de entender

Para facilitar una mejor comprensión y participación, adaptar las reglas de juego para niños con síndrome de Down puede mejorar considerablemente su experiencia de juego en general. Al modificar las reglas, es esencial simplificar las instrucciones, centrarse en los objetivos clave y reducir la complejidad.

Reglas claras y concisas ayudan a los niños con síndrome de Down a entender mejor el juego y participar activamente. Por ejemplo, en juegos de mesa, se pueden utilizar ayudas visuales o indicaciones verbales para explicar cada paso. Además, proporcionar señales visuales o demostraciones físicas puede ayudar a comprender las reglas.

Utiliza ayudas visuales e instrucciones simples

Al adaptar juegos para niños con síndrome de Down, incorporar ayudas visuales y utilizar instrucciones sencillas puede mejorar en gran medida su comprensión y participación. Las ayudas visuales como imágenes, diagramas o gestos pueden ayudar a transmitir las reglas y objetivos del juego de manera más clara. Las instrucciones simples presentadas de manera paso a paso permiten a los niños con síndrome de Down seguir y participar de manera más efectiva.

Integrar elementos de juego sensorial

La integración de elementos de juego sensorial en los juegos para niños con síndrome de Down mejora su desarrollo cognitivo y su compromiso. El juego sensorial implica actividades que estimulan los sentidos del tacto, la vista, el olfato, el gusto y el oído. Para los niños con síndrome de Down, estas actividades pueden ayudar a mejorar su enfoque, habilidades para resolver problemas y coordinación.

Lee También ¿Qué apoya la corriente del verificacionismo filosófico? ¿Qué apoya la corriente del verificacionismo filosófico?

Incorporar texturas como arena, agua o materiales texturizados en los juegos puede proporcionar información sensorial que contribuye a su desarrollo general. Actividades como pintar con los dedos, jugar con plastilina perfumada o explorar diferentes telas texturizadas pueden ser agradables y beneficiosas para los niños con síndrome de Down.

Juegos y actividades recomendadas

actividades recreativas para ni os

Al trabajar con niños con síndrome de Down, es esencial involucrarlos en juegos y actividades adaptados a sus necesidades y habilidades específicas.

Contar historias interactivas puede ayudar a mejorar sus habilidades lingüísticas, mientras que los juegos de rompecabezas ofrecen oportunidades para la resolución de problemas.

Además, incorporar actividades físicas puede apoyar el desarrollo de sus habilidades motoras gruesas.

Narración interactiva para habilidades lingüísticas

El uso de la narración interactiva como herramienta para mejorar las habilidades lingüísticas en niños con síndrome de Down es un enfoque valioso y atractivo.

La narración interactiva puede ayudar a mejorar la comunicación, el vocabulario y las habilidades de comprensión de una manera divertida e interactiva.

Lee También ¿Cuáles son los siete tipos principales de poesía? ¿Cuáles son los siete tipos principales de poesía?

Aquí hay algunas actividades recomendadas para mejorar las habilidades lingüísticas a través de la narración interactiva:

  1. Narración con Utilización de Objetos: Utiliza objetos y ayudas visuales al contar historias para hacer la narrativa más atractiva y comprensible para el niño.
  2. Juegos de Rol: Anima al niño a interpretar diferentes personajes en la historia para mejorar sus habilidades de lenguaje expresivo y creatividad.
  3. Creación de Finales de Historias: Permite al niño terminar la historia o sugerir finales alternativos, fomentando el pensamiento crítico y las habilidades narrativas.
  4. Repetición de Historias: Después de escuchar una historia, pide al niño que la cuente con sus propias palabras, fortaleciendo la memoria y la fluidez del lenguaje.

Juegos de rompecabezas para resolver problemas

Se ha demostrado que la narración interactiva es una herramienta eficaz para mejorar las habilidades lingüísticas en niños con síndrome de Down, y de manera similar, los juegos de rompecabezas ofrecen una valiosa oportunidad para el desarrollo de habilidades de resolución de problemas.

Los juegos de rompecabezas estimulan el pensamiento crítico, la conciencia espacial y las habilidades cognitivas en niños con síndrome de Down, convirtiéndolos en una actividad atractiva y beneficiosa. Actividades como emparejar formas, resolver rompecabezas de piezas y conectar patrones no solo brindan entretenimiento, sino que también mejoran las habilidades para resolver problemas.

Actividad física para habilidades motoras gruesas

Las actividades físicas desempeñan un papel crucial en mejorar las habilidades motoras gruesas en niños con Síndrome de Down, ofreciendo una variedad de juegos y actividades recomendadas para promover el desarrollo físico. Aquí hay algunas actividades que pueden ayudar a mejorar las habilidades motoras gruesas en niños con Síndrome de Down:

  1. Voleibol con Globos: Jugar voleibol con un globo ayuda a mejorar la coordinación mano-ojo y las habilidades motoras gruesas.
  2. Circuito de Obstáculos: Montar un circuito de obstáculos con túneles, conos y vallas puede mejorar el equilibrio, la coordinación y la agilidad.
  3. Fiestas de Baile: Fomentar sesiones de baile puede mejorar la coordinación, la fuerza y la condición cardiovascular.
  4. Búsqueda del Tesoro en la Naturaleza: Explorar al aire libre a través de una búsqueda del tesoro puede aumentar la actividad física y las habilidades sensoriales.

Beneficios del juego en el Síndrome de Down

El juego es esencial para los niños con síndrome de Down ya que mejora la función cognitiva, desarrolla las habilidades sociales y fomenta la salud física.

Al participar en actividades lúdicas, estos niños pueden desarrollar habilidades cognitivas esenciales, aprender a interactuar con otros y mejorar su bienestar general.

Lee También ¿Cuáles son los principales impactos y cambios en la vejez? ¿Cuáles son los principales impactos y cambios en la vejez?

Fomentar el juego no solo brinda diversión, sino que también apoya el desarrollo integral de los niños con síndrome de Down.

Mejora la función cognitiva

Involucrarse en actividades recreativas es un enfoque altamente efectivo para fomentar el desarrollo cognitivo en niños con síndrome de Down. Para mejorar la función cognitiva a través del juego, considera las siguientes estrategias:

  1. Rompecabezas y Juegos de Clasificación: Fomenta habilidades de resolución de problemas y flexibilidad cognitiva participando en actividades que implican clasificar formas, colores o tamaños.
  2. Juegos de Memoria: Fortalece la retención de la memoria y el enfoque jugando juegos de memoria con cartas o imágenes.
  3. Cuentacuentos e Interpretación de Roles: Impulsa el desarrollo del lenguaje y la creatividad a través de sesiones de cuentacuentos o escenarios de interpretación de roles que fomenten la interacción verbal y el pensamiento imaginativo.
  4. Aplicaciones de Aprendizaje Interactivo: Utiliza aplicaciones educativas diseñadas para mejorar habilidades cognitivas, como la memoria, la atención y el lenguaje, de una manera atractiva e interactiva.

Mejora las habilidades sociales

Los niños con síndrome de Down se benefician enormemente de las actividades de juego interactivas que se centran en mejorar sus habilidades sociales. El juego es una herramienta vital para que los niños con síndrome de Down desarrollen la comunicación, la comprensión emocional y las interacciones sociales.

Participar en juegos que fomenten el turno de palabra, compartir y la cooperación puede ayudar a estos niños a construir relaciones y mejorar sus habilidades sociales. A través del juego interactivo, los niños con síndrome de Down pueden aprender a expresarse, entender emociones y relacionarse con los demás de manera efectiva.

Actividades como el juego de roles, juegos grupales y tareas colaborativas pueden mejorar su desarrollo social y aumentar su confianza en situaciones sociales. Al incorporar la capacitación en habilidades sociales en el tiempo de juego, los niños con síndrome de Down pueden mejorar sus habilidades de comunicación y establecer conexiones significativas con sus compañeros y adultos.

Mejora la salud física

Mejorar la salud física en personas con síndrome de Down a través de actividades de juego estructuradas es esencial para promover el bienestar general y el desarrollo. Aquí hay cuatro formas en que el juego puede impulsar la salud física en niños con síndrome de Down:

Lee También Aprendizaje autorregulado explicado: Impacto en la educación Aprendizaje autorregulado explicado: Impacto en la educación
  1. Fomentar la actividad física: Participar en juegos activos como atrapar, bailar o usar equipos de juegos puede mejorar la fuerza muscular y la coordinación.
  2. Promover el equilibrio y la coordinación: Actividades como juegos de equilibrio o circuitos de obstáculos ayudan a mejorar las habilidades de equilibrio y coordinación.
  3. Mejorar la salud cardiovascular: Participar en actividades que elevan la frecuencia cardíaca, como nadar o andar en bicicleta, puede fortalecer el sistema cardiovascular.
  4. Desarrollar habilidades motoras finas: Jugar con bloques de construcción, rompecabezas o dibujar puede mejorar las habilidades motoras finas esenciales para las tareas diarias.

Incorporando tecnología en el juego

integrating technology in gaming

Incorporar la tecnología en el juego para niños con síndrome de Down puede abrir nuevas vías de aprendizaje y comunicación.

Las aplicaciones y juegos diseñados específicamente para apoyar el aprendizaje pueden ofrecer formas interactivas y atractivas de desarrollar diversas habilidades.

Además, utilizar la tecnología para la mejora de la comunicación puede ayudar a potenciar las habilidades lingüísticas y fomentar la interacción social de una manera divertida y accesible.

Aplicaciones y Juegos para Apoyo en el Aprendizaje

El uso de la tecnología en el juego para mejorar el apoyo al aprendizaje se puede lograr a través de una variedad de aplicaciones y juegos diseñados para niños con síndrome de Down.

  1. Aplicaciones de Causa y Efecto: Estas aplicaciones ayudan a los niños a comprender la relación entre sus acciones y los resultados que producen, promoviendo el desarrollo cognitivo.
  2. Aplicaciones de Narración Interactiva: Estas aplicaciones involucran a los niños en narrativas interactivas, mejorando sus habilidades lingüísticas y creatividad.
  3. Juegos de Matemáticas y Conteo: Juegos divertidos que incorporan números y conteo pueden mejorar las habilidades matemáticas de manera entretenida.
  4. Aplicaciones para Habilidades Motoras Finas: Las aplicaciones que se centran en habilidades motoras finas ayudan a mejorar la coordinación mano-ojo y la destreza, importantes para diversas tareas diarias.

Tecnología para la mejora de la comunicación

La tecnología juega un papel fundamental en mejorar las habilidades de comunicación de los niños con síndrome de Down a través de herramientas educativas interactivas. La incorporación de la tecnología en el juego puede ofrecer formas innovadoras de mejorar el desarrollo del lenguaje, la interacción social y las habilidades cognitivas.

Las aplicaciones y juegos diseñados específicamente para niños con síndrome de Down pueden enfocarse en áreas como la construcción de vocabulario, la articulación del habla y el lenguaje expresivo. Estas herramientas brindan una plataforma divertida y atractiva para que los niños practiquen habilidades de comunicación en un entorno de apoyo.

Participación de los padres y cuidadores

La participación de los padres y cuidadores es esencial al involucrar a los niños con síndrome de Down en actividades.

Al participar activamente en las sesiones de juego, los adultos pueden comprender mejor las necesidades y preferencias únicas del niño.

Un compromiso efectivo puede llevar a una experiencia de juego más significativa y beneficiosa para el niño con síndrome de Down.

Consejos para un Compromiso Efectivo

La interacción efectiva entre los cuidadores y los niños con síndrome de Down es crucial para fomentar el desarrollo cognitivo y mejorar las interacciones sociales. Para garantizar interacciones significativas y apoyar el crecimiento general del niño, considera los siguientes consejos:

  1. Participación activa: Participa activamente en el juego del niño mostrando un interés genuino y entusiasmo.
  2. Fomento y apoyo: Brinda refuerzo positivo y apoyo, celebrando los logros sin importar lo pequeños que sean.
  3. Comunicación clara: Utiliza un lenguaje sencillo, gestos y ayudas visuales para mejorar la comprensión y la comunicación.
  4. Paciencia y flexibilidad: Sé paciente y adaptable, permitiendo que el niño responda y ajustando las actividades según sus necesidades y preferencias.

Entendiendo las necesidades de juego del niño

Entender las necesidades de juego de los niños con síndrome de Down es crucial para que los padres y cuidadores brinden el apoyo y la participación adecuados. Debido a las características únicas del síndrome de Down, estos niños pueden necesitar más orientación y asistencia durante el tiempo de juego. A diferencia de los niños que se desarrollan típicamente, aquellos con síndrome de Down no siempre inician el juego por sí mismos, resaltando la importancia de la participación de adultos.

Los padres y cuidadores deben participar activamente en las actividades de juego, ofreciendo ánimo y apoyo para ayudar al niño a participar de manera efectiva. Al entender las necesidades específicas de juego de los niños con síndrome de Down, los adultos pueden crear experiencias de juego enriquecedoras que fomenten el desarrollo cognitivo, las habilidades sociales y el bienestar general. Las sesiones de juego colaborativo pueden potenciar las habilidades cognitivas, el lenguaje y las funciones motoras del niño a través de interacciones de juego estructuradas e interactivas.

Adaptando el juego en interiores y exteriores

Las actividades de juego tanto en interiores como al aire libre juegan un papel vital en el desarrollo de los niños con síndrome de Down. Al adaptar estas actividades de forma creativa, podemos potenciar sus habilidades cognitivas y físicas al mismo tiempo que les brindamos oportunidades para explorar y aprender en diferentes entornos.

Desde ideas creativas para el juego en interiores hasta explorar la naturaleza a través de juegos al aire libre, existen numerosas formas de involucrar a los niños con síndrome de Down en actividades lúdicas que no solo son divertidas, sino también beneficiosas para su desarrollo general.

Ideas creativas de juegos en interiores

Participar en actividades de juego creativo en interiores puede proporcionar a los niños, incluidos aquellos con Síndrome de Down, valiosas oportunidades de aprendizaje y desarrollo. Aquí tienes algunas ideas para mejorar el juego en interiores para niños con Síndrome de Down:

  1. Cajas Sensoriales: Crea cajas llenas de diferentes texturas como arroz, frijoles o arena para la exploración táctil.
  2. Circuitos de Obstáculos: Crea circuitos de obstáculos seguros y simples utilizando almohadas, túneles y aros para promover el movimiento y la coordinación.
  3. Música y Movimiento: Anima a bailar y moverse al ritmo de la música para mejorar las habilidades motoras gruesas y la expresión corporal.
  4. Juego de Pretender: Utiliza disfraces, accesorios y muñecos para participar en escenarios imaginativos, fomentando la creatividad y las habilidades sociales.

Estas actividades pueden adaptarse a diferentes necesidades de desarrollo al mismo tiempo que hacen que el juego en interiores sea divertido y beneficioso para los niños con Síndrome de Down.

Explorando la naturaleza a través de juegos al aire libre

Al involucrar a los niños en juegos al aire libre para explorar la naturaleza, es esencial adaptar tanto las actividades de juego en interiores como en exteriores para crear experiencias enriquecedoras y educativas. Los juegos al aire libre brindan a los niños con síndrome de Down la oportunidad de conectarse con el mundo natural mientras mejoran sus habilidades físicas y cognitivas.

A través de actividades como búsquedas del tesoro para identificar diferentes plantas y animales, la exploración sensorial de diversas texturas, o simplemente disfrutando del aire fresco y la luz del sol, los niños pueden aprender sobre el medio ambiente de una manera divertida e interactiva. Adaptar juegos en interiores tradicionales a un entorno al aire libre puede ayudar a estimular la creatividad y la imaginación mientras se promueven las interacciones sociales.

Preguntas Frecuentes

¿Cómo pueden los padres y cuidadores involucrar a los hermanos en actividades de juego con niños con Síndrome de Down?

Los padres y cuidadores pueden involucrar a los hermanos en actividades de juego con niños con síndrome de Down fomentando juegos inclusivos y cooperativos que se adapten a las habilidades e intereses de todos los involucrados.

Los hermanos pueden participar en cuentacuentos interactivos, artes creativas y manualidades, y actividades en equipo que promuevan la unión y la comprensión.

¿Hay alguna consideración específica que debamos tener en cuenta al elegir actividades de juego al aire libre para niños con Síndrome de Down?

Al seleccionar actividades de juego al aire libre para niños con síndrome de Down, es vital tener en cuenta sus distintas necesidades físicas y cognitivas. Opta por actividades que fomenten el ejercicio físico al mismo tiempo que garantizan la seguridad.

Promueve interacciones sociales con sus pares para mejorar las habilidades de comunicación. Selecciona juegos que estimulen las experiencias sensoriales y ofrezcan oportunidades de aprendizaje y exploración.

Adapta las actividades para que se ajusten a las habilidades e intereses del niño, fomentando la participación y el disfrute en el entorno al aire libre.

¿Cuáles son algunas formas creativas de incorporar la tecnología en el juego para niños con Síndrome de Down?

Incorporar la tecnología en el juego para niños con síndrome de Down puede ser beneficioso para su desarrollo cognitivo. Utiliza aplicaciones educativas o juegos que se centren en mejorar la memoria, la atención y las habilidades lingüísticas.

Las experiencias de realidad virtual pueden ofrecer actividades interactivas y atractivas. La supervisión es vital para garantizar un uso adecuado y adaptar la tecnología a las habilidades e intereses del niño.

Equilibrar el tiempo frente a la pantalla con otras formas de juego es esencial para un enfoque de desarrollo completo.

¿Cómo se pueden adaptar las actividades de juego para satisfacer las necesidades y habilidades individuales de los niños con síndrome de Down?

Adaptar las actividades de juego para satisfacer las necesidades individuales y habilidades de los niños con síndrome de Down implica adaptar los juegos para apoyar su desarrollo cognitivo, motor y social.

Al proporcionar desafíos y asistencia adecuados, los cuidadores pueden mejorar la experiencia de aprendizaje del niño.

La personalización de las actividades para que coincidan con las fortalezas específicas del niño y áreas de crecimiento puede fomentar la participación y el desarrollo de habilidades.

Este enfoque personalizado fomenta un ambiente de apoyo que fomenta el progreso y el disfrute en el juego.

¿Cuáles son algunos consejos para fomentar la interacción social y las habilidades de comunicación a través del juego en niños con síndrome de Down?

Para promover la interacción social y las habilidades de comunicación a través del juego en niños con síndrome de Down, es esencial enfocarse en actividades que fomenten la interacción con otros. Juegos que implican turnos, compartir e imitar pueden ayudar a desarrollar estas habilidades.

Incorporar actividades que incluyan contar historias, juegos de roles y juegos en grupo también puede mejorar las habilidades sociales y de comunicación de manera divertida y atractiva.

Adaptar las experiencias de juego a las necesidades y habilidades individuales del niño es clave para un desarrollo de habilidades efectivo.

Conclusión

En resumen, las actividades de juego adaptadas para niños con síndrome de Down juegan un papel fundamental en mejorar su desarrollo cognitivo y bienestar general. Al elegir los juegos adecuados, ajustar las actividades, involucrar a los cuidadores e incorporar la tecnología, los niños con síndrome de Down pueden beneficiarse enormemente de las sesiones de juego.

Los beneficios del juego van más allá del entretenimiento, fomentando el aprendizaje, las habilidades sociales y la independencia en estos individuos. Los esfuerzos de los cuidadores para facilitar el juego son esenciales para apoyar el desarrollo holístico de los niños con síndrome de Down.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Qué hacer al jugar con niños con Síndrome de Down puedes visitar la categoría Desarrollo.

Foto del avatar

Rosana Artiaga García

Destacada especialista en Psicología, posee una vasta formación y experiencia en diversas áreas como IFS, EMDR, Mindfulness, Coaching Integral, y Brain Gym. Certificada en múltiples técnicas terapéuticas, también es Educadora Visual y miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española para la Educación Visual.

Contenido Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir