¿Cuáles son los 5 mitos más comunes sobre la depresión?

Valoración: 4.4 (29 votos)
mitos comunes sobre depresi n

La depresión suele ser malinterpretada con mitos comunes como que es simplemente tristeza constante, cuando en realidad abarca una amplia gama de síntomas más allá de la tristeza. Otra idea equivocada es que la depresión es únicamente emocional, cuando de hecho puede manifestarse física y cognitivamente. Además, atribuir la depresión a debilidad personal es otro error que pasa por alto la complejidad de factores biológicos, psicológicos y ambientales que influyen en esta condición. Comprender estos conceptos erróneos es esencial para tener una mejor comprensión de la verdadera naturaleza y complejidades de la depresión.

📰 ¿Qué vas a encontrar? 👇

Principales puntos a tener en cuenta

  • La depresión no es solo tristeza constante; incluye una amplia gama de síntomas.
  • Las emociones pueden estar embotadas en la depresión, y la anhedonia puede estar presente sin una tristeza profunda.
  • La depresión no es una señal de debilidad; es un trastorno complejo.
  • Síntomas físicos como fatiga e impedimentos cognitivos pueden estar presentes en la depresión.
  • La depresión puede tener orígenes multifacéticos más allá del trauma, incluyendo la genética y la química cerebral.

La depresión no es tristeza real

Es una idea equivocada común que la depresión es simplemente una forma extrema de tristeza. En realidad, la depresión abarca una amplia gama de síntomas que van más allá de los sentimientos constantes de pena.

Aunque la tristeza puede ser parte de la depresión, las personas con esta condición también pueden experimentar embotamiento emocional o una incapacidad para sentir placer, lo que demuestra que la depresión es más compleja que simplemente sentirse triste todo el tiempo.

Mito: La depresión equivale a tristeza constante

La depresión suele ser malentendida como equivalente únicamente a la tristeza constante, perpetuando un mito que no logra captar la complejidad de esta condición de salud mental. Si bien la tristeza es de hecho parte de la depresión, no es el único aspecto.

Algunas personas con depresión pueden experimentar embotamiento emocional o una capacidad reducida para sentir cualquier emoción, conocido como desensibilización emocional. Además, la anedonia, la incapacidad de experimentar placer, puede estar presente sin una profunda tristeza.

Esto destaca las diversas formas en que la depresión puede manifestarse más allá de la tristeza constante. Comprender que la depresión abarca un espectro de síntomas es fundamental para desmentir la idea errónea de que gira únicamente en torno a la tristeza persistente.

Lee También ¿Cuál es la definición de entomofobia y cuáles son sus causas? ¿Cuál es la definición de entomofobia y cuáles son sus causas?

Realidad: Los síntomas varían ampliamente

Los síntomas de la depresión muestran una amplia gama de presentaciones, destacando la naturaleza intrincada de esta condición de salud mental más allá de simplemente sentimientos de tristeza. Comprender estas variaciones es vital para desmentir conceptos erróneos. Aquí hay cuatro puntos clave para reflexionar:

  1. Aplanamiento esencial: Algunas personas con depresión pueden experimentar una falta de respuesta emocional, en lugar de una tristeza constante.
  2. Anhedonia: Esta es la incapacidad de sentir placer, lo cual puede ocurrir sin que exista una profunda tristeza.
  3. Orígenes diversos: La depresión puede originarse en varios factores, no solo en decisiones personales o eventos de la vida.
  4. Impacto significativo: La depresión afecta más que simplemente el estado de ánimo, influenciando el sueño, la digestión, la percepción del dolor y los niveles de energía en todo el cuerpo.

La depresión es solo emocional

Si bien es comúnmente asumido que la depresión es únicamente una condición emocional, esto está lejos de la verdad. También hay síntomas físicos que acompañan a la depresión, como fatiga, problemas digestivos y dolores corporales.

Comprender que la depresión afecta a todo el cuerpo, no solo a la mente, es fundamental para desmentir el mito de que es exclusivamente un trastorno emocional.

Mito: Todo está en tu cabeza

A diferencia de la idea errónea común de que la depresión solo afecta las emociones, es importante reconocer que esta condición de salud mental se extiende más allá del ámbito de los sentimientos. Aquí hay cuatro puntos clave para reflexionar:

  1. Factores biológicos: La depresión implica cambios en la química y función del cerebro, afectando a neurotransmisores como la serotonina y la norepinefrina.
  2. Síntomas físicos: Las personas con depresión pueden experimentar manifestaciones físicas como fatiga, cambios en el apetito y dolores o molestias inexplicables.
  3. Deterioro cognitivo: La depresión puede afectar las habilidades cognitivas como la concentración, la memoria y la toma de decisiones, extendiendo su alcance más allá de los aspectos emocionales.
  4. Cambios de comportamiento: Puede llevar a alteraciones en los patrones de sueño, las interacciones sociales y los niveles de motivación, mostrando la naturaleza multifacética de esta condición.

Realidad: Los síntomas físicos existen

Los síntomas físicos son un aspecto importante de la depresión que se extiende más allá del ámbito emocional. Si bien la depresión suele estar asociada con sentimientos de tristeza, también se manifiesta de diversas formas físicas. Las personas con depresión pueden experimentar cambios en el apetito, trastornos del sueño, fatiga y dolores o molestias inexplicables.

Estos síntomas físicos pueden afectar el funcionamiento diario y el bienestar general, resaltando la complejidad de esta condición de salud mental. Reconocer y abordar los aspectos físicos de la depresión es esencial para un tratamiento y manejo exhaustivos.

Lee También ¿Puede el duelo matar? Entendiendo y previniendo la muerte por tristeza ¿Puede el duelo matar? Entendiendo y previniendo la muerte por tristeza

Es importante entender que la depresión no es únicamente un problema emocional, sino una condición que afecta a todo el cuerpo. Buscar ayuda profesional y apoyo es crucial para abordar de manera efectiva tanto los síntomas emocionales como los físicos de la depresión.

La depresión se origina a partir de un trauma

Si bien comúnmente se cree que la depresión se origina únicamente a partir de eventos traumáticos, la realidad es mucho más compleja.

Aunque experiencias trágicas pueden desencadenar episodios depresivos en algunas personas, es importante reconocer que numerosos factores contribuyen al desarrollo de la depresión.

Comprender que la depresión puede tener orígenes multifacéticos más allá del trauma es esencial para desacreditar este mito común y brindar un apoyo y tratamiento más amplios para quienes se ven afectados.

Mito: Solo los eventos trágicos causan depresión

Un error común en torno a la depresión es la creencia de que solo eventos trágicos o traumas pueden causarla. Este mito simplifica en exceso la naturaleza compleja de la depresión, lo que lleva a malentendidos sobre sus orígenes.

Aquí hay cuatro puntos clave para reflexionar:

Lee También¿Cuáles son las funciones del modelo Kanfer en psicología?¿Cuáles son las funciones del modelo Kanfer en psicología?
  1. La Depresión Puede Surgir Sin un Desencadenante Claro: No todos los individuos con depresión pueden señalar un evento traumático específico que causó su condición.
  2. Varios Factores Contribuyen: La depresión suele estar influenciada por una combinación de factores genéticos, biológicos, ambientales y psicológicos.
  3. Culpar a los Individuos es Equivocado: Atribuir la culpa a los individuos por experimentar depresión pasa por alto la intrincada interacción de factores involucrados.
  4. La Depresión No es un Signo de Debilidad: Ver la depresión como una debilidad perpetúa estigmas dañinos y no reconoce la naturaleza compleja de las condiciones de salud mental.

Realidad: Muchos factores contribuyen

Numerosos factores contribuyentes, incluyendo pero no limitados al trauma, juegan un papel fundamental en el desarrollo de la depresión. Si bien los eventos traumáticos pueden desencadenar episodios depresivos, es importante reconocer que la depresión suele ser multifacética. Genética, química cerebral, personalidad y eventos de la vida se entrelazan para influir en el inicio y progresión de la depresión.

El trauma, como el abuso, la pérdida o cambios significativos en la vida, puede ser un factor en el desarrollo de la depresión para algunas personas. Sin embargo, atribuir la depresión únicamente al trauma simplifica en exceso una condición de salud mental compleja. Comprender la diversidad de factores en juego en la depresión es esencial para un tratamiento y apoyo efectivos.

La depresión es un signo de debilidad

A diferencia del mito de que la depresión es un signo de importancia, es vital entender que esta condición de salud mental puede afectar a cualquiera, independientemente de su fuerza o resiliencia.

La depresión es un trastorno complejo influenciado por diversos factores, incluyendo elementos biológicos, psicológicos y ambientales.

Es esencial desmentir la idea errónea de que experimentar depresión significa una falta de importancia interna, ya que esto socava los verdaderos desafíos que las personas que enfrentan esta condición encuentran a diario.

Mito: Solo los débiles sufren

Es una idea equivocada común creer que la depresión es un signo de debilidad, perpetuando el estigma y la falta de comprensión en torno a la salud mental. Este mito socava la complejidad de la depresión como una condición de salud mental. Aquí hay cuatro razones por las cuales considerar la depresión como un signo de debilidad es un error:

Lee También Fobia a las polillas (Motefobia): Síntomas, causas y tratamientos Fobia a las polillas (Motefobia): Síntomas, causas y tratamientos
  1. La depresión es una condición médica grave influenciada por factores biológicos, ambientales y genéticos.
  2. Buscar ayuda para la depresión requiere fuerza y valentía, no debilidad.
  3. La depresión no discrimina según características personales como la fortaleza o la resistencia.
  4. Comprender y apoyar a las personas con depresión fomenta la empatía y promueve el bienestar mental para todos.

Realidad: Afecta a Cualquiera

La depresión, a pesar de los conceptos erróneos comunes, puede afectar a individuos de todos los ámbitos de la vida, independientemente de su fortaleza o capacidad de recuperación percibida. Es esencial entender que experimentar depresión no es un signo de debilidad, sino más bien una condición de salud mental compleja que puede afectar a cualquiera. Para enfatizar aún más este punto, exploremos una tabla que destaca la diversidad de individuos que pueden ser afectados por la depresión:

Persona Descripción
Estudiante de alto rendimiento Luchando con la presión académica y expectativas.
Profesional de negocios exitoso Sobrellevando el estrés laboral y el agotamiento.
Padre/madre que se queda en casa Lidiando con el aislamiento y las presiones sociales.

Esta tabla ilustra que la depresión no discrimina según el éxito, el estatus o el origen, enfatizando la importancia de buscar ayuda y apoyo independientemente de las circunstancias de cada uno.

La depresión puede ser fácilmente solucionada

Aunque algunos puedan creer que la depresión puede ser fácilmente solucionada con soluciones rápidas, la realidad es que la recuperación de la depresión lleva tiempo y esfuerzo.

Es importante entender que no hay una cura mágica o remedio instantáneo para la depresión; es una compleja condición de salud mental que requiere paciencia y enfoques de tratamiento exhaustivos.

Buscar ayuda profesional, desarrollar estrategias de afrontamiento y participar en terapia son pasos vitales para manejar y superar la depresión de manera efectiva.

Mito: Existen soluciones rápidas

Un error común en torno a la depresión es creer que existen soluciones rápidas y fáciles para aliviar sus síntomas. Este mito contribuye a una falta de comprensión de la complejidad de la depresión y puede llevar a las personas a buscar remedios rápidos e ineficaces.

Lee También Ninfomanía explicada: Causas, síntomas y tratamientos Ninfomanía explicada: Causas, síntomas y tratamientos

Aquí hay cuatro razones por las que las soluciones rápidas para la depresión son poco realistas:

  1. La depresión es una condición multifacética que a menudo requiere un plan de tratamiento completo.
  2. Las soluciones rápidas pueden proporcionar alivio temporal pero no abordan las causas subyacentes de la depresión.
  3. El tratamiento efectivo para la depresión generalmente implica terapia, medicación o una combinación de ambos, lo cual lleva tiempo para mostrar resultados.
  4. La experiencia de cada individuo con la depresión es única, y lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra.

Realidad: La recuperación lleva tiempo

La recuperación de la depresión es un proceso gradual que requiere paciencia y un enfoque integral para abordar las complejidades subyacentes de la condición. Es importante entender que la depresión no se puede solucionar fácilmente con una solución rápida.

El viaje de cada individuo hacia la recuperación es único y puede implicar diversas estrategias de tratamiento, como terapia, medicación, cambios en el estilo de vida y redes de apoyo. Es vital reconocer que la curación lleva tiempo y esfuerzo.

Apresurar el proceso de recuperación puede conducir a contratiempos o a una curación incompleta. Al reconocer la necesidad de paciencia y perseverancia, las personas pueden trabajar hacia una recuperación más sostenible y duradera de la depresión.

Comprendiendo la complejidad de la depresión

La depresión es una condición compleja influenciada por diversos factores, como la genética, el entorno y la química cerebral. La interacción de estos elementos contribuye al desarrollo y manifestación de los síntomas depresivos en las personas.

Comprender la intrincada relación entre la genética, el entorno y la química cerebral es esencial para comprender la complejidad de la depresión.

Lee También ¿Por qué tu mente zumba y qué puedes hacer para calmarla? ¿Por qué tu mente zumba y qué puedes hacer para calmarla?

El Rol de la Genética y el Medio Ambiente

La interacción entre las predisposiciones genéticas y los factores ambientales juega un papel significativo en la configuración de la complejidad de los trastornos depresivos. Comprender cómo interactúan la genética y el ambiente puede proporcionar valiosas perspectivas sobre el desarrollo y el tratamiento de la depresión.

  1. Factores Genéticos: Ciertos genes pueden aumentar la probabilidad de desarrollar depresión, pero no garantizan su ocurrencia.
  2. Desencadenantes Ambientales: Eventos estresantes de la vida, trauma o enfermedades crónicas pueden desencadenar o exacerbar los síntomas depresivos.
  3. Interacción Gen-Ambiente: Las predisposiciones genéticas pueden interactuar con factores ambientales, influyendo en la susceptibilidad de un individuo a la depresión.
  4. Epigenética: Los factores ambientales pueden modificar la expresión génica, impactando en los resultados de salud mental.

Depresión y Química Cerebral

¿Cómo contribuye la intrincada interacción entre la química cerebral y los síntomas depresivos a la complejidad de entender la depresión?

La depresión no es solo una condición psicológica, sino que también tiene lazos significativos con la química cerebral. Los neurotransmisores como la serotonina, la dopamina y la noradrenalina juegan un papel vital en la regulación del estado de ánimo y las emociones. Cuando estos neurotransmisores están desequilibrados, puede llevar a síntomas depresivos como tristeza persistente, falta de motivación y sentimientos de desesperanza.

Comprender cómo estos mensajeros químicos interactúan con diferentes regiones cerebrales involucradas en la regulación del estado de ánimo agrega capas de complejidad al diagnóstico y tratamiento de la depresión. Factores como la genética, el entorno y el estilo de vida pueden influir en este delicado equilibrio, destacando la naturaleza multifacética de la depresión como una condición que requiere una evaluación exhaustiva y enfoques de tratamiento personalizados.

Desmitificando Mitos sobre el Tratamiento

El tratamiento para la depresión suele ser malinterpretado, ya que muchos creen que la medicación es la única solución. Sin embargo, la realidad es que varios tratamientos, incluyendo terapia, cambios en el estilo de vida y grupos de apoyo, también pueden ser efectivos para manejar la depresión.

Es importante desmentir el mito de que la medicación es la única respuesta y explorar las diversas opciones de tratamiento disponibles para las personas que luchan contra la depresión.

Mito: La medicación es la única respuesta

Abordar la idea errónea de que la medicación es la única solución para la depresión es importante para desmentir los mitos sobre el tratamiento. Si bien la medicación puede ser una herramienta valiosa para manejar la depresión, no es la única respuesta.

Aquí hay cuatro puntos clave para reflexionar:

  1. Terapia: La psicoterapia, como la terapia cognitivo-conductual, puede ser muy efectiva en el tratamiento de la depresión al abordar pensamientos y comportamientos subyacentes.
  2. Cambios en el estilo de vida: Participar en ejercicio regular, mantener una dieta saludable y asegurar una cantidad adecuada de sueño pueden tener un gran impacto en el estado de ánimo y el bienestar general.
  3. Redes de apoyo: Construir conexiones sociales sólidas y buscar apoyo de amigos, familiares o grupos de apoyo puede brindar un valioso apoyo emocional.
  4. Tratamientos alternativos: Algunas personas encuentran alivio a través de tratamientos alternativos como la meditación de atención plena, el yoga o la acupuntura, que pueden complementar las terapias tradicionales.

Realidad: Varios tratamientos funcionan

Una amplia gama de tratamientos ha demostrado eficacia en el manejo de la depresión, a diferencia de los conceptos erróneos comunes sobre un enfoque único para todos. Mientras que la medicación puede ser beneficiosa para algunas personas, la terapia, como la terapia cognitivo-conductual (TCC), la terapia interpersonal (TIP) y la terapia psicodinámica, han demostrado ser efectivas en el tratamiento de la depresión al abordar problemas emocionales subyacentes.

Además, las modificaciones en el estilo de vida como el ejercicio regular, una nutrición adecuada y un sueño suficiente desempeñan un papel significativo en la mejora del estado de ánimo y el bienestar general. Tratamientos alternativos como la meditación de atención plena y la acupuntura también han mostrado promesas en la reducción de los síntomas depresivos.

Es esencial que las personas que luchan contra la depresión exploren diversas opciones de tratamiento bajo la guía de profesionales de la salud para encontrar el enfoque más adecuado para sus necesidades únicas.

El Impacto en la Salud Física

La depresión puede tener un impacto significativo en la salud física más allá de afectar solo el estado de ánimo. Puede alterar los patrones de sueño y su calidad, lo que conlleva a fatiga y niveles de energía disminuidos.

Además, la depresión puede influir en el apetito, lo que resulta en cambios en los hábitos alimenticios que pueden contribuir a fluctuaciones de peso.

Depresión y Calidad del Sueño

Comprender la intrincada relación entre la depresión y la calidad del sueño es esencial para comprender el impacto global en la salud física. Aquí hay cuatro puntos clave para reflexionar:

  1. Alteración del sueño: La depresión a menudo conduce a insomnio o a dormir en exceso, alterando el ciclo natural de sueño-vigilia del cuerpo.
  2. Fatiga física: La mala calidad del sueño puede resultar en fatiga física, dificultando la participación en actividades diarias y exacerbando la sensación de letargo.
  3. Función inmunológica: La privación del sueño vinculada a la depresión puede debilitar el sistema inmunológico, haciendo que las personas sean más susceptibles a enfermedades.
  4. Condiciones crónicas: Las alteraciones del sueño prolongadas debido a la depresión pueden contribuir al desarrollo de condiciones crónicas de salud como enfermedades cardíacas y diabetes.

Cómo la depresión afecta el apetito

El impacto de la depresión en el apetito va más allá del bienestar emocional para abarcar una influencia significativa en la salud física, especialmente en relación con los hábitos alimenticios y la ingesta nutricional.

La depresión puede provocar cambios en el apetito, manifestándose como un aumento o disminución en el consumo de alimentos. Algunas personas pueden perder interés en comer, lo que lleva a la pérdida de peso y posibles deficiencias de nutrientes. Por otro lado, otras pueden recurrir a la comida en busca de consuelo, lo que resulta en comer en exceso y aumento de peso. Estas fluctuaciones en los patrones alimenticios pueden alterar el equilibrio de nutrientes esenciales en el cuerpo, afectando la salud en general.

Por lo tanto, monitorear y abordar los cambios en el apetito como resultado de la depresión es esencial para mantener una nutrición adecuada y apoyar el bienestar físico.

Creando conciencia y apoyo

Crear conciencia sobre la depresión es vital para superar el estigma social y fomentar conversaciones abiertas.

Al desmentir mitos y conceptos erróneos comunes sobre la depresión, podemos crear un entorno de apoyo para aquellos que luchan contra esta condición de salud mental.

Ofrecer educación y recursos para promover la comprensión y empatía es esencial para fomentar una comunidad en la que las personas se sientan seguras al buscar ayuda y apoyo.

Superando el estigma social

Para combatir el estigma social en torno a la depresión, es esencial promover la empatía y comprensión hacia las personas que experimentan esta condición de salud mental. Aquí hay cuatro maneras de superar este estigma:

  1. Educarte a ti mismo: Aprende sobre la depresión para disipar conceptos erróneos y estereotipos, lo que te permitirá ofrecer apoyo sin juzgar.
  2. Fomentar el diálogo abierto: Crea un espacio seguro para que las personas compartan sus experiencias y sentimientos sin temor al estigma o la discriminación.
  3. Desafiar los estereotipos: Aborda y corrige los conceptos erróneos sobre la depresión en las conversaciones para fomentar un entorno más empático y solidario.
  4. Ofrecer apoyo: Sé un hombro en el que apoyarse, brinda ánimo y guía a las personas hacia ayuda profesional si es necesario, mostrando que te importa su bienestar.

Fomentando Conversaciones Abiertas

Iniciar discusiones abiertas y honestas sobre la depresión es crucial para fomentar la comprensión y el apoyo a las personas que luchan con esta condición de salud mental. Al fomentar conversaciones sobre la depresión, podemos ayudar a derribar el estigma asociado con ella y crear un espacio seguro para que los afectados busquen ayuda.

Es esencial escuchar atentamente, ofrecer empatía y brindar recursos para obtener ayuda profesional. Estas conversaciones también pueden educar a otros sobre las realidades de la depresión, desmintiendo mitos y conceptos erróneos. A través del diálogo abierto, podemos promover un entorno de apoyo donde las personas se sientan cómodas compartiendo sus experiencias y accediendo a los sistemas de apoyo necesarios.

Juntos, podemos trabajar hacia la construcción de una comunidad más compasiva e informada que valore la salud mental y el bienestar.

Preguntas Frecuentes

¿Cuáles son algunas ideas equivocadas comunes sobre la depresión relacionada con un evento traumático específico?

Los conceptos erróneos comunes sobre la depresión vinculada a un evento traumático específico incluyen la creencia de que todos los casos provienen de experiencias negativas. Sin embargo, la depresión también puede surgir sin ningún desencadenante identificable. Es importante entender la naturaleza multifacética de esta condición de salud mental.

¿Cómo afecta el estigma de la depresión como signo de debilidad a las personas con esta condición de salud mental?

El estigma de ver la depresión como una debilidad puede tener un gran impacto en las personas, perpetuando conceptos erróneos y obstaculizando su capacidad para buscar ayuda. Esta actitud socava la naturaleza compleja de las condiciones de salud mental y pasa por alto las manifestaciones físicas de la depresión.

¿Puede la depresión tener efectos físicos en el cuerpo más allá de solo afectar las emociones?

La depresión puede tener efectos físicos más allá de las emociones, impactando los niveles de estrés, el sueño, la digestión, el dolor y la fatiga. Es más que un trastorno del estado de ánimo, involucrando procesos biológicos complejos en todo el cuerpo. Comprender estos efectos holísticos es esencial.

¿Hay algún mito sobre el tratamiento de la depresión que necesite ser desacreditado?

Los mitos sobre el tratamiento de la depresión deben ser desacreditados para proporcionar información precisa. Conceptos erróneos como la terapia siendo ineficaz o la medicación siendo la única solución obstaculizan el progreso. Educar sobre la efectividad de diversos tratamientos puede ayudar a que las personas busquen la ayuda adecuada.

¿Cómo puede la concienciación y el apoyo ayudar a las personas que luchan contra la depresión?

Incrementar la conciencia y ofrecer apoyo a las personas que luchan contra la depresión son pasos vitales para fomentar la comprensión y brindar asistencia. La educación puede ayudar a disminuir el estigma, promover la búsqueda de ayuda y fomentar la empatía hacia aquellos que enfrentan desafíos de salud mental.

Conclusión

En resumen, es esencial desmentir los mitos prevalentes que rodean a la depresión para fomentar una comprensión más precisa de esta condición de salud mental.

Al desafiar las concepciones erróneas como que la depresión no es una tristeza genuina, que solo se origina en el trauma o que es una señal de debilidad, podemos brindar un mejor apoyo a las personas que luchan con este trastorno complejo.

Crear conciencia y ofrecer empatía y tratamiento adecuado son pasos vitales para abordar la naturaleza multifacética de la depresión.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cuáles son los 5 mitos más comunes sobre la depresión? puedes visitar la categoría Psicologia Clinica.

Foto del avatar

Rosana Artiaga García

Destacada especialista en Psicología, posee una vasta formación y experiencia en diversas áreas como IFS, EMDR, Mindfulness, Coaching Integral, y Brain Gym. Certificada en múltiples técnicas terapéuticas, también es Educadora Visual y miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española para la Educación Visual.

Contenido Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu puntuación: Útil

Subir