¿Cuál es la fuga geográfica en psicología? Una visión general

Valoración: 4.8 (34 votos)
fuga geogr fica en psicolog a

La fuga geográfica en psicología se refiere a viajes repentinos a lugares desconocidos y desafíos de memoria, presentándose como una experiencia disociativa arraigada en trauma psicológico e influencias neurológicas. Este fenómeno implica episodios donde los individuos pueden encontrarse en lugares desconocidos, lidiando con su pasado y la realidad sin un declive cognitivo aparente.

Explorar las características, perspectivas históricas, causas e implicaciones de la fuga geográfica arroja luz sobre su complejidad y la importancia de comprender los desencadenantes y buscar apoyo. La intrincada interacción de factores psicológicos y neurológicos subraya la necesidad de seguir explorando este intrigante fenómeno psicológico.

📰 ¿Qué vas a encontrar? 👇

Principales puntos a recordar

  • La Fuga Geográfica implica viajes repentinos a lugares desconocidos con luchas de memoria.
  • Desde una perspectiva histórica, se muestra la evolución desde un trastorno independiente a un subtipo de amnesia disociativa.
  • El trauma psicológico desencadena la fuga; el abuso de sustancias agrava los síntomas disociativos.
  • Los factores neurológicos involucran alteraciones en regiones cerebrales y cambios en el sistema de neurotransmisores.
  • La prevención implica identificar desencadenantes, buscar apoyo y desarrollar mecanismos de afrontamiento.

Definición de Fuga Geográfica

La Fuga Geográfica se refiere a un fenómeno psicológico caracterizado por viajes repentinos e inesperados a lugares desconocidos, acompañados por la incapacidad del individuo para recordar su pasado. Esta condición se manifiesta sin signos evidentes de trastorno mental o deterioro cognitivo, lo que a menudo provoca confusión y angustia al recobrar la conciencia de la propia identidad.

Comprender las características clave e implicaciones de la Fuga Geográfica es esencial para reconocer y abordar este trastorno disociativo complejo.

Principales características de la Fuga Geográfica

El fenómeno conocido como Fuga Geográfica se caracteriza por patrones únicos de episodios disociativos que implican viajes inesperados a lugares desconocidos. Este fenómeno psicológico se encuentra dentro del ámbito de la psicología de escape, donde los individuos experimentan una desconexión temporal de su entorno familiar, a menudo resultando en amnesia o confusión sobre su identidad.

La Fuga Geográfica puede llevar a las personas a deambular por lugares lejanos y desconocidos sin comprender claramente cómo o por qué llegaron allí. Estos episodios pueden ser desorientadores y angustiantes, haciendo que las personas cuestionen su realidad y experiencias pasadas. Comprender las características clave de la Fuga Geográfica es esencial para comprender las complejidades de la psicología de escape y el impacto que puede tener en el bienestar mental de las personas.

Lee También¿Cuáles son las causas de la eremofobia y sus métodos de tratamiento?¿Cuáles son las causas de la eremofobia y sus métodos de tratamiento?

Perspectivas históricas sobre la fuga

Las perspectivas históricas sobre la fuga en psicología ofrecen valiosos conocimientos sobre los relatos tempranos y la evolución de este concepto dentro del campo.

Comprender cómo la idea de la fuga ha sido moldeada a lo largo del tiempo nos ayuda a apreciar la complejidad y matices de este fenómeno psicológico.

Cuentas tempranas en Psicología

Las primeras cuentas en psicología arrojan luz sobre las perspectivas históricas en relación al fenómeno de la fuga. En las etapas iniciales de la psicología, el concepto de fuga era principalmente visto a través del prisma de la disociación y la pérdida de memoria. Investigadores y psicólogos observaron casos donde individuos experimentaban episodios de viaje repentino o deambulación, acompañados de amnesia y una pérdida temporal de identidad. Estas observaciones allanaron el camino para una mayor exploración de las complejidades de los trastornos disociativos como la fuga. Para proporcionar una representación visual, considera la siguiente tabla:

Primeras Cuentas en Psicología
Observación de episodios de viaje Amnesia y pérdida de memoria Pérdida temporal de identidad

Estos primeros conocimientos sentaron las bases para comprender la fuga como un fenómeno disociativo, preparando el escenario para la evolución de conceptos en psicología.

Evolución del Concepto

Una exploración del desarrollo de perspectivas sobre la Fuga revela una comprensión matizada de los fenómenos disociativos en el discurso psicológico.

El concepto de Fuga ha evolucionado con el tiempo, pasando de ser un trastorno independiente a ser clasificado como un especificador de amnesia disociativa. Inicialmente reconocida como una condición distinta caracterizada por viajes inesperados y pérdida de memoria, la Fuga es ahora vista dentro del contexto más amplio de los trastornos disociativos.

Lee TambiénEstados de Shock: Comprendiendo las Reacciones Emocionales y NerviosasEstados de Shock: Comprendiendo las Reacciones Emocionales y Nerviosas

Esta evolución destaca la naturaleza interconectada de varios fenómenos disociativos y subraya la importancia de considerar la Fuga en relación con otras condiciones relacionadas. Al integrar la Fuga como un subtipo de amnesia disociativa, el campo de la psicología ha refinado su enfoque para comprender y tratar estas experiencias disociativas complejas, ofreciendo un marco más inclusivo para la evaluación y la intervención.

Causas de la Fuga Geográfica

Las razones de la fuga geográfica pueden atribuirse a varios factores.

Estos incluyen experimentar trauma psicológico, implicaciones del abuso de sustancias y la participación de elementos neurológicos.

Comprender estos desencadenantes es fundamental para abordar y tratar este complejo fenómeno psicológico.

Trauma psicológico como desencadenante

El trauma psicológico sirve como un profundo catalizador para el inicio de la Fuga Geográfica, un trastorno disociativo caracterizado por viajes inesperados y pérdida de memoria.

Las personas que experimentan un estrés o trauma significativo, como abuso sexual, guerra o desastres naturales, pueden estar predispuestas a esta condición. La psique puede fragmentarse para proteger al individuo del dolor de estos eventos, lo que lleva a episodios de Fuga Geográfica.

Lee También Efectividad de las advertencias de desencadenantes: ¿Realmente funcionan? Efectividad de las advertencias de desencadenantes: ¿Realmente funcionan?

Además, factores como el abuso de sustancias, lesiones en la cabeza y ciertos trastornos como la epilepsia pueden contribuir a su desarrollo. Biológicamente, la participación de los sistemas noradrenérgico, serotoninérgico y opioide, junto con cambios en la conexión del sistema límbico con el neocórtex, pueden desempeñar un papel.

Comprender estos desencadenantes es esencial para las estrategias de tratamiento efectivas y de prevención.

Implicaciones del abuso de sustancias

La Fuga Geográfica, un trastorno disociativo vinculado al trauma psicológico, también presenta conexiones significativas con el abuso de sustancias, complicando aún más la comprensión de sus causas subyacentes. El abuso de sustancias, incluidas las intoxicaciones y el consumo excesivo de sustancias, suele estar asociado con la desencadenación de episodios de Fuga Geográfica. Eventos traumáticos como abuso sexual, guerras o desastres naturales pueden llevar a las personas a disociarse como mecanismo de afrontamiento. Además, factores neurológicos como cambios en el sistema límbico y conexiones con el neocórtex juegan un papel en la manifestación de este trastorno. La tabla a continuación resume las implicaciones del abuso de sustancias en la Fuga Geográfica:

Implicaciones del Abuso de Sustancias
Asociado con la desencadenación de episodios
Puede exacerbar los síntomas disociativos
Vinculado a mecanismos de afrontamiento
Influye en factores neurológicos

Factores Neurológicos Involucrados

La investigación neurológica sugiere que las alteraciones en regiones específicas del cerebro y los sistemas de neurotransmisores juegan un papel importante en el desarrollo y manifestación de la Fuga disociativa. Factores como experimentar eventos altamente estresantes o traumáticos, abuso de sustancias, lesiones en la cabeza y ciertos trastornos como la epilepsia pueden predisponer a las personas a este trastorno disociativo.

Biológicamente, se considera significativa la influencia de los sistemas noradrenérgico, serotoninérgico y opioide. Además, se observan cambios en el sistema límbico y su conexión con el neocórtex en individuos con Fuga disociativa. Estos factores neurológicos contribuyen a la desconexión entre la memoria y la identidad observada en los casos de fuga geográfica.

Comprender estos fundamentos neurológicos es esencial para el diagnóstico y tratamiento efectivos de este complejo trastorno disociativo.

Lee También ¿Cuáles son los tipos, causas y tratamientos del estupor orgánico? ¿Cuáles son los tipos, causas y tratamientos del estupor orgánico?

Identificación y Diagnóstico

La identificación y diagnóstico de la fuga disociativa puede ser un proceso complejo debido a la naturaleza del trastorno. Los criterios diagnósticos y desafíos, así como los estudios de casos y ejemplos, juegan un papel importante en la comprensión y diferenciación de esta condición de otros trastornos disociativos.

Criterios de diagnóstico y desafíos

La identificación precisa y el diagnóstico de la fuga disociativa presentan desafíos notables dentro del ámbito de la evaluación psicológica. Los síntomas y manifestaciones de este trastorno disociativo a menudo pueden ser complejos y variados, lo que dificulta identificarlo con certeza. Además, las personas que experimentan fuga disociativa pueden no buscar ayuda siempre o no ser sinceras acerca de sus experiencias, lo que complica aún más el proceso diagnóstico. A continuación se muestra una tabla que destaca algunos de los criterios diagnósticos y desafíos asociados con la fuga disociativa:

Criterios Diagnósticos Desafíos
Viaje repentino e inesperado lejos de casa Síntomas superpuestos con otros trastornos
Incapacidad para recordar su pasado Reticencia a revelar síntomas
Asunción de una nueva identidad Dificultad para establecer una cronología de eventos
Comportamiento normal durante el estado de fuga Falta de conciencia o comprensión sobre la condición

Estudios de caso y ejemplos

Explorar escenarios e instancias de la vida real puede proporcionar valiosas ideas sobre la identificación y diagnóstico de la fuga disociativa dentro de la psicología.

  1. Estudio de caso 1: Un individuo de 35 años despierta de repente en una ciudad diferente, sin recordar cómo llegó allí ni quién es. Este inicio repentino de pérdida de memoria y adopción de una nueva identidad se alinea con el subtipo clásico de fuga disociativa.
  2. Estudio de caso 2: Un individuo de 28 años experimenta períodos en los que se siente desconectado de su propia identidad, incapaz de reconocer aspectos familiares de su vida. Esta manifestación se asemeja a la amnesia de la identidad personal en el subtipo de fuga disociativa.
  3. Estudio de caso 3: Un individuo de 42 años retrocede psicológicamente a un momento de su pasado, exhibiendo pérdida de memoria para el período entre entonces y el presente. Este escenario refleja el subtipo de regresar a un período anterior de la vida en la fuga disociativa.

Implicaciones y Complicaciones

efectos y consecuencias claros

Las implicaciones y complicaciones de la fuga geográfica pueden tener un gran impacto en la identidad personal, las relaciones y la comunidad en general. Las personas que experimentan este fenómeno pueden tener dificultades con su sentido de sí mismas, lo que puede llevar a confusión y angustia en sus interacciones.

Además, los efectos de la fuga geográfica pueden extenderse más allá del individuo, afectando las dinámicas dentro de las familias, círculos sociales y estructuras sociales más amplias.

Impacto en la identidad personal

El sentido de sí mismo de un individuo puede verse significativamente alterado y complicado como resultado de experimentar una fuga disociativa. Este fenómeno psicológico puede tener profundas implicaciones para la identidad personal, causando confusión y angustia.

Lee TambiénTipos de Filias e Intereses Sexuales: Explorando Diversas ClasesTipos de Filias e Intereses Sexuales: Explorando Diversas Clases

El impacto en la identidad personal en casos de fuga disociativa se puede entender a través de los siguientes puntos:

  1. Crisis de identidad: El individuo puede luchar con una profunda crisis de identidad, ya que puede no reconocerse a sí mismo o asumir una nueva identidad durante el episodio de fuga.
  2. Fragmentación de la memoria: Los recuerdos pueden fragmentarse, lo que lleva a lagunas en el recuerdo de la vida pasada y la identidad de la persona.
  3. Angustia psicológica: El individuo puede experimentar una intensa angustia psicológica, incluyendo sentimientos de culpa, depresión, ansiedad e incluso pensamientos suicidas, mientras intentan dar sentido a su identidad alterada y experiencias pasadas.

Efectos en las relaciones y la comunidad

Ocasionalmente, las personas que experimentan una fuga disociativa pueden enfrentar desafíos significativos en sus relaciones y dentro de su comunidad, lo que conlleva diversas implicaciones y complicaciones.

Los efectos en las relaciones pueden ser profundos, ya que la repentina desaparición y posterior regreso de la persona pueden causar confusión, desconfianza y tensiones en los vínculos interpersonales. Los seres queridos pueden tener dificultades para comprender las razones detrás de la fuga, lo que provoca dolor emocional y posibles rupturas en las relaciones.

Dentro de la comunidad, la ausencia y regreso repentinos de la persona pueden perturbar las dinámicas sociales, plantear preguntas y crear un sentimiento de malestar. Reintegrarse en la comunidad después de un episodio de fuga disociativa puede ser desafiante, ya que las personas pueden enfrentar estigma, juicio o aislamiento.

El apoyo de profesionales de salud mental, la educación sobre la condición y la comunicación abierta son vitales para manejar estas complejas repercusiones sociales.

Enfoques de tratamiento

Los enfoques de tratamiento para individuos que experimentan una fuga geográfica en psicología a menudo implican terapias cognitivo-conductuales, las cuales buscan abordar patrones de pensamiento y comportamiento maladaptativos asociados con el trastorno.

Lee También Frases de Milan Kundera: 15 dichos que cambiarán tu perspectiva Frases de Milan Kundera: 15 dichos que cambiarán tu perspectiva

Además, técnicas como la hipnosis y la recuperación de la memoria pueden ser utilizadas para ayudar a los pacientes a acceder y procesar recuerdos suprimidos relacionados con sus episodios de fuga.

Los sistemas de apoyo, incluyendo la terapia familiar y la educación, desempeñan un papel esencial en proporcionar un ambiente de cuidado para que los individuos puedan navegar a través de los desafíos planteados por la fuga geográfica.

Terapias Cognitivo-Conductuales

Dentro del ámbito de la psicología, las Terapias Cognitivo-Conductuales ofrecen un enfoque holístico para tratar diversas condiciones de salud mental a través de la interacción entre pensamientos, emociones y comportamientos. Este enfoque terapéutico enfatiza lo siguiente:

  1. Identificación de Patrones de Pensamiento Negativos: Las Terapias Cognitivo-Conductuales ayudan a las personas a reconocer y desafiar patrones de pensamiento dañinos que contribuyen a su malestar emocional y problemas de comportamiento.
  2. Desarrollo de Estrategias de Afrontamiento: Los pacientes aprenden estrategias efectivas de afrontamiento para manejar el estrés, la ansiedad y otros síntomas de salud mental en su vida diaria.
  3. Activación Conductual: Esta terapia anima a las personas a participar en comportamientos positivos que pueden mejorar su estado de ánimo y bienestar general.

Hipnosis y Recuperación de la Memoria

La utilización de la hipnosis como técnica terapéutica para la recuperación de la memoria en individuos con fuga disociativa es un tema de creciente interés en el campo de la psicología. La hipnosis puede ser utilizada para acceder a memorias reprimidas y ayudar en la evocación de eventos pasados que pueden estar contribuyendo al estado de fuga.

Al guiar a los individuos hacia un estado de enfoque y sugestionabilidad elevados, la hipnosis puede ayudarles a recuperar memorias perdidas y procesar experiencias traumáticas que llevaron a la disociación. Las sesiones de hipnoterapia típicamente incluyen técnicas de relajación e imaginación guiada para facilitar la evocación de memorias.

Aunque la hipnosis puede ser una herramienta útil en la recuperación de la memoria, es esencial combinarla con otros enfoques terapéuticos, como la terapia cognitivo-conductual, para abordar los problemas subyacentes que contribuyen a la fuga disociativa.

Papel de los sistemas de apoyo

Los sistemas de apoyo desempeñan un papel esencial en el enfoque completo del tratamiento para las personas que experimentan una fuga disociativa, proporcionando asistencia crucial para abordar los factores subyacentes que contribuyen a la condición.

Papel de los Sistemas de Apoyo:

  1. Apoyo Emocional: Amigos, familiares o grupos de apoyo ofrecen un espacio seguro para que las personas expresen sus sentimientos y miedos, reduciendo la sensación de aislamiento que a menudo se asocia con la fuga disociativa.
  2. Asistencia Práctica: Los sistemas de apoyo pueden ayudar a las personas a gestionar tareas diarias, citas y responsabilidades durante episodios de fuga disociativa, garantizando la continuidad en sus vidas.
  3. Educación y Comprensión: Al educarse sobre la fuga disociativa, los sistemas de apoyo pueden brindar cuidados informados, reconocer señales de advertencia y ofrecer ayuda apropiada cuando sea necesario.

Previniendo Fuga Geográfica

Prevenir la fuga geográfica implica identificar posibles desencadenantes e implementar estrategias adecuadas para la prevención. Al comprender las causas subyacentes y los factores estresantes que pueden llevar a un estado disociativo, las personas pueden trabajar para mitigar el riesgo de experimentar un episodio de fuga geográfica.

Educar oneself y buscar apoyo de profesionales de la salud mental también puede desempeñar un papel importante en la prevención y el manejo de este trastorno disociativo.

Identificando posibles desencadenantes

Para prevenir de manera efectiva los casos de fuga geográfica, es fundamental identificar los posibles desencadenantes para comprender las causas subyacentes de este trastorno disociativo.

  1. Eventos Traumáticos: Experiencias estresantes y traumáticas, como abusos o desastres, pueden desencadenar la fuga geográfica al hacer que la mente se disocie como mecanismo de defensa.
  2. Abuso de Sustancias: Las intoxicaciones y el abuso de sustancias también pueden desempeñar un papel en el desarrollo de la fuga geográfica, afectando las funciones cognitivas y contribuyendo a episodios disociativos.
  3. Factores Neurobiológicos: Cambios en los sistemas de neurotransmisores como las vías noradrenérgicas y serotoninérgicas, así como interrupciones en regiones cerebrales como el sistema límbico y el neocórtex, pueden influir en el inicio de la fuga geográfica.

Identificar estos desencadenantes puede ayudar en la implementación de estrategias efectivas para prevenir episodios de fuga geográfica y brindar el apoyo necesario a las personas en riesgo.

Estrategias de Prevención

Un enfoque efectivo para mitigar la ocurrencia de la fuga geográfica implica implementar intervenciones dirigidas centradas en identificar y abordar posibles desencadenantes.

Las estrategias de prevención incluyen trabajar con individuos para reconocer los primeros signos de episodios disociativos y desarrollar mecanismos de afrontamiento para gestionar el estrés y el trauma. La psicoeducación juega un papel vital para ayudar a las personas a comprender el trastorno y sus implicaciones.

Además, la terapia dirigida a mejorar la expresión emocional y el manejo del estrés puede ser beneficiosa para prevenir futuros episodios. Construir un sistema de apoyo que involucre a la familia y amigos puede proporcionar una red de seguridad para las personas que experimentan fuga geográfica, ofreciendo estabilidad y ayuda durante tiempos difíciles.

Investigación y hallazgos contemporáneos

research and modern discoveries

La investigación contemporánea sobre los estados de fuga está arrojando nueva luz sobre este fenómeno psicológico, ofreciendo ideas sobre sus mecanismos subyacentes y enfoques potenciales de tratamiento.

Estudios buscan mejorar nuestra comprensión de por qué y cómo ocurren los estados de fuga, abogando por intervenciones más efectivas y mejores resultados para las personas que experimentan este trastorno disociativo.

Últimos estudios sobre estados de fuga

La investigación en el campo de la psicología ha explorado recientemente la naturaleza intrincada de los estados de fuga, arrojando luz sobre los mecanismos subyacentes y los enfoques de tratamiento potenciales.

  1. Estudios han investigado la base neurológica de los estados de fuga, revelando alteraciones en el procesamiento de la memoria y la regulación emocional.
  2. Investigaciones recientes han enfatizado el papel de los desencadenantes ambientales en la precipitación de episodios de fuga, resaltando la importancia del manejo del estrés y las estrategias de afrontamiento.
  3. Avances en intervenciones terapéuticas, como la reestructuración cognitiva y la hipnoterapia, han mostrado promesas en abordar las causas fundamentales de los estados de fuga y ayudar en el manejo de los síntomas.

Directrices futuras en tratamiento

Las futuras estrategias de tratamiento para individuos que experimentan estados de fuga están siendo moldeadas por los avances recientes en la comprensión de los factores neurológicos y ambientales que contribuyen a este trastorno disociativo.

El tratamiento para la fuga disociativa se centra en la recuperación y manejo de los síntomas, considerando la posibilidad de recurrencia. Los enfoques terapéuticos incluyen abordar las causas profundas de la amnesia, la situación desencadenante y sus implicaciones para el individuo.

La reestructuración cognitiva, el trabajo de expresión emocional, el manejo del estrés y la hipnosis han demostrado ser efectivos para desbloquear recuerdos reprimidos. Involucrar a la familia y al entorno del paciente es vital para brindar apoyo y comprensión.

Proporcionar información sobre el trastorno y abordar los posibles desencadenantes puede ayudar a prevenir episodios futuros. Además, la terapia de pareja o familiar puede ayudar a manejar los conflictos que surgen de o que llevan a la fuga.

Los esfuerzos colaborativos tienen como objetivo ofrecer atención y apoyo integral para personas que lidian con episodios de fuga disociativa.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las implicaciones culturales de la Fuga Geográfica en diferentes sociedades?

Las implicaciones culturales de la fuga geográfica varían en las sociedades, influyendo en la identidad, los vínculos sociales y las percepciones de la salud mental. Comprender estos matices ayuda a abordar los desafíos individuales y comunitarios, fomentando la empatía y promoviendo la conciencia y el apoyo a la salud mental.

¿Puede la fuga geográfica ser desencadenada solo por factores ambientales, sin problemas psicológicos subyacentes?

La fuga geográfica puede ser desencadenada únicamente por factores ambientales, sin problemas psicológicos subyacentes. Eventos estresantes, traumas, abuso de sustancias y lesiones cerebrales pueden inducir la fuga disociativa. El tratamiento se centra en el control de los síntomas, abordando los desencadenantes, la reestructuración cognitiva, el manejo del estrés y la terapia familiar.

¿Cómo hacen frente las personas con Fuga Geográfica a la pérdida de identidad y memoria?

Las personas con fuga geográfica enfrentan la pérdida de identidad y memoria a través de un tratamiento centrado en la recuperación y prevención de síntomas. La terapia aborda las causas subyacentes, incluyendo el trauma y el estrés, utilizando la reestructuración cognitiva, la expresión emocional, el manejo del estrés, la hipnosis y el apoyo familiar para un cuidado holístico.

¿Hay factores de riesgo específicos que hagan que una persona sea más susceptible a experimentar una fuga geográfica?

Factores de riesgo específicos que pueden aumentar la susceptibilidad de experimentar una fuga geográfica incluyen la exposición a traumas severos, como abuso o desastres, abuso de sustancias, lesiones en la cabeza y ciertas condiciones médicas como la epilepsia. Factores biológicos como desequilibrios de neurotransmisores y cambios en el cerebro también pueden desempeñar un papel.

¿Hay alguna terapia alternativa o complementaria que haya mostrado promesa en el tratamiento de la fuga geográfica?

Las terapias alternativas y complementarias que muestran promesa en el tratamiento de la fuga geográfica incluyen la reestructuración cognitiva, el trabajo de expresión emocional, el manejo del estrés, la hipnosis y la terapia familiar. Estas intervenciones tienen como objetivo abordar las causas subyacentes, las emociones y las dinámicas relacionales que contribuyen al trastorno.

Conclusión

En resumen, la Fuga Geográfica en psicología es un trastorno disociativo caracterizado por viajes inesperados lejos de entornos familiares, pérdida de memoria y alteraciones de la identidad.

Comprender su definición, causas, identificación y enfoques de tratamiento es esencial para abordar este fenómeno complejo.

Explorando las perspectivas históricas, implicaciones y hallazgos de la investigación contemporánea, las personas pueden obtener valiosas ideas sobre las complejidades de la Fuga Geográfica y la importancia de la intervención temprana y el apoyo en el manejo de esta condición.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cuál es la fuga geográfica en psicología? Una visión general puedes visitar la categoría Psicologia Clinica.

Foto del avatar

Francisco Segovia

Destacado psicólogo licenciado por la Universidad Complutense de Madrid, con máster en Psicoterapia Psicoanalítica. Experto en trastornos de personalidad, alimenticios, ansiedad y fobias. Fue psicoterapeuta en la Fundación "Cencillo de Pineda" y ha participado en seminarios y mesas redondas. Miembro del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

Contenido Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir